Llámanos: (+34) 91 781 11 73

Una alimentación equilibrada

Realizar una dieta equilibrada es indispensable para que nuestro organismo no padezca ninguna carencia a nivel nutricional y pueda afrontar sin ninguna dificultad los retos del día a día.

Para ello es recomendable:
Realizar 5-6 comidas al día.
Realizar un desayuno completo que nos ayude a empezar con fuerzas el día.
Tomar un mínimo de tres piezas de fruta al día.
Ingerir verduras en el primer plato y/o como guarnición del segundo.
Consumir carnes, preferiblemente magras antes que rojas, pescado y huevos en la comida y en la cena.
Consumir legumbres entre 2 y 3 veces por semana.
Ingerir la mayor variedad de alimentos posible.
Tomar aceite de oliva, aguacate o frutos secos como fuentes de materia grasa principales.
Consumir agua como bebida básica.
Ingerir alcohol de manera moderada (1 copa de vino / 1 botellín de cerveza al día).
Reducir el consumo de bebidas azucaradas, bollería, pastelería, etc.
Evitar el consumo de platos precocinados.